sistema de escape tiene fugas

¿Cómo puedo saber si mi sistema de escape tiene fugas?

Responsable de reducir las emisiones que produce su vehículo, el sistema de escape hace que estos gases tóxicos sean menos dañinos antes de que salgan de su automóvil y se liberen al medio ambiente.

Un sistema de escape que funcione correctamente es esencial para el funcionamiento seguro de un vehículo.

Leer también: ¿Cuáles son las partes del sistema de escape?

Una fuga de escape puede hacer que gases peligrosos entren a la atmósfera antes de ser tratados adecuadamente, lo que puede causar problemas como humos en la cabina e inspecciones de emisiones fallidas.

Muchos de estos gases nocivos son inodoros, lo que significa que no se dará cuenta de que se filtran hacia la cabina de pasajeros. Pero, la exposición prolongada a estas emisiones podría enfermarlo a usted y a sus pasajeros.

Si vive en un estado con pruebas de emisiones, una fuga de escape puede resultar en una falla en la prueba, lo que lo obligará a resolver el problema antes de poder operar legalmente su vehículo.

Mantenga su vehículo funcionando sin problemas: aprenda a reconocer los síntomas de una fuga de escape.

Si nota alguno de los siguientes signos, podría ser que su sistema de escape tiene fugas:

Ruido del motor

El aumento del ruido del motor es un signo común de una fuga de escape. Escuche un estruendo fuerte, especialmente al acelerar. También puede escuchar ruidos intermitentes de estallidos o silbidos mientras el motor está funcionando.

Pérdida de aceleración y potencia

Una fuga de escape puede afectar el rendimiento de su motor. Es posible que note que su vehículo no tiene su habitual pick-up-and-go cuando pisa el acelerador. Su vehículo seguirá perdiendo energía si no se repara la fuga de escape.

Economía de combustible reducida

Si realiza más viajes a la estación de servicio, una fuga de escape podría ser la culpable. Cuando su vehículo tiene una fuga de escape, el equilibrio de la relación aire-combustible podría verse afectado. Una relación aire-combustible inadecuada puede hacer que el motor funcione de manera menos eficiente, lo que hace que se reduzca la eficiencia general del motor.

Olor a gas

Oler vapores de gas dentro de su vehículo puede ser una señal de una fuga de escape. Si un tubo de escape se daña, puede dejar que los vapores de gas se escapen a la cabina de pasajeros de su vehículo.

CAUSAS Y MEDIDAS PREVENTIVAS

Conducir en carreteras en mal estado y los componentes del sistema de escape con daños por óxido son las principales causas de fugas de escape.

Esto puede hacer que su sistema de escape esté sujeto a sacudidas y golpes que pueden hacer que los orificios y los componentes estructurales se debiliten, mientras que el óxido y el daño por corrosión en las partes del sistema de escape son lugares perfectos para que se formen fugas de escape.

Además, si uno de los ganchos que sujetan el sistema de escape en su lugar se cae o la sección del aislador de goma está excesivamente desgastada, otras partes podrían debilitarse o dañarse al rebotar y recibir más vibración e impacto durante la operación del vehículo.

Su mejor defensa contra las fugas de escape y los problemas que causan es que su proveedor de servicios inspeccione el sistema de escape con regularidad. Tener su sistema de escape examinado lo ayudará a encontrar y abordar cualquier problema antes de que se convierta en un problema mayor.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll to Top

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación.